Aprendizaje

El juego es el mejor medio para aprender. Gracias a los juguetes Masterkidz, tu niño podrá familiarizarse con conceptos nuevos que lo ayudarán a desarrollar nuevas habilidades.

Desarrollo

El juego es muy importante para el desarrollo sensorial. Los juguetes Masterkidz potencian un entorno rico en estímulos adecuados a las diferentes etapas de los niños.

Diversión

No hay nada mejor que aprender divirtiéndose y eso es lo que proponen los juguetes Masterkidz: son productos creativos y divertidos que permitirán que tu peque aprenda con diversión.

¡Aprender es divertido!

Todos los productos Masterkidz son fabricados con materiales de madera de primera calidad

La importancia de los primeros 36 meses

De 12 a 24 meses

El desarrollo psicomotor es un proceso continuo en el que se produce la evolución de la inteligencia, la comunicación, la afectividad, la sociabilidad y el aprendizaje de forma global. En esta fase, el niño desarrolla mucho esta capacidad: de hecho, de 1 a 2 años, los peques pasan de gatear a caminar y moverse cada día más sueltos; asimismo mejorarán la coordinación mano-ojo y la capacidad motriz fina. Los juguetes Masterkidz ofrecen estímulos para el correcto desarrollo de estas capacidades.

De 24 a 36 meses

En esta fase, el niño ha conseguido las principales destrezas motoras necesarias para moverse y manipular objetos y materiales. Ahora es la etapa del ejercicio por el ejercicio para mejorar su coordinación. En este momento, el juego supone una herramienta básica para adquirir nuevos movimientos y habilidades. Con los juguetes Masterkidz tu hij@ podrá representar su propia realidad y compartir sus experiencias contigo, con otros adultos y los demás niños.

De 36 en adelante

El niño consigue una movilidad completa que le ofrece nuevas posibilidades de exploración y más independencia. Es una etapa de exploración continua donde aprende recreando lo que se les ocurre con los juguetes que tiene en sus manos. Los juguetes Masterkidz representan una preparación importante para el aprendizaje ya que favorecen la psicomotricidad y el desarrollo de las grandes habilidades que, poco a poco, el niño va adquiriendo.